26 octubre 2017

BALMACEDA ARTE JOVEN: EL VECINO CUMPLE 25

Con una ceremonia en el Museo de Arte Contemporáneo, la presencia de la Presidenta, Michelle Bachelet, el Ministro de las Culturas, Ernesto Ottone y el Alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, se realizó la celebración de los 25 años de Balmaceda Arte Joven. La corporación cultural que nació en 1992, tras el regreso a la democracia en Chile, ha marcado la historia del arte en nuestro país, siendo el semillero de reconocidas figuras, de diversas disciplinas. 


Su creación se derivó de la existencia, al interior del "predio" de la Estación Mapocho, de un edificio de los años cuarenta, imaginado por el arquitecto Ventura Galván, que albergaba a los ingenieros de ferrocarriles: siete pisos, dos subterráneos y una sólida terraza. Sus espacios de trabajo "privados" con solventes enchapados de madera noble, resistieron bien el trabajo ingenieril, luego el abandono del edificio y más tarde, las oficinas del naciente Centro Cultural Estación Mapocho que ocupó sólo el piso seis, sin ascensor.

El resto fue destinado, en un comienzo, a albergar un añejo compromiso de mostrar el famoso Museo de Cera que alguna vez maravilló a los santiaguinos en el edificio centro del centro, en la década de los cincuenta, que había reposado décadas en la cercana Barraca de Fierro Salomón Sack, pero que no resistió el paso del tiempo.

Mientras se exponían las figuras de cera, que en realidad eran de madera, en otro edificio de siete pisos, en la Alameda, el Ministro de Educación Ricardo Lagos su asesor  de asuntos juveniles, José Weinstein, junto a  la Directora de la División de Cultura, Pilar Armanet, esbozaban el destino que tendría la sólida construcción que bordeaba la Estación Mapocho. Mientras, por sus vacías oficinas pasaron una lujosa productora del cineasta Helvio Soto, que puso allí una escenografía -bien fundada en los valiosos muebles de los anticuarios del barrio- para recibir a supuestos financistas de una película y otros usuarios eventuales.

Lagos quería que en Balmaceda 1215, la dirección de la calle en que se ubica su ingreso, se estableciera una especie de jardín infantil donde los padres que concurrirían al naciente Centro Cultural vecino dejaran a sus hijos en buenas manos. La sentencia de la Junta de Jardines Infantiles fue categórica: los niños no pueden dejarse en edificios de altura, la ley no le permite. Sus asesores, entonces fueron subiendo la edad de los eventuales usuarios, hasta coincidir en los escolares de educación media: sería un lugar donde los jóvenes podrían experimentar su posible vocación artística en teatro, literatura, rock, baile, cómic y cuantos otros talleres se pudiese, hasta ocupar incluso dos subterráneos abandonados ya hace mucho más tiempo que las oficinas de los ingenieros.

La tarea de crear el centro se la encomendó al propio Weinstein, su primer director, prontamente reemplazado por otro eficiente emprendedor vinculado a la entonces División de Cultura, que había organizado el FONDART: el sociólogo Gonzalo Vío.

Lo que siguió fue más conocido: durante un tiempo, en su segundo piso se estableció el departamento de Juventud de la Municipalidad de Santiago al que pronto se agregó una notable biblioteca surgida de la generosa donación de la muestra Letras de España, incrementada luego volúmenes donados por la Cámara Cubana del Libro.

El crecimiento de Balmaceda 1215, lo hizo extenderse a todo el edificio y hasta algunas sedes regionales. Su prestigio en relación con el Arte Joven fue creciendo y un buen número de Alcaldes e Intendentes, buscaban que se instalara en sus territorios.

A Vío lo reemplazó Alejandra Serrano y a ésta -que luego de una fructífera labor, pasó a dirigir el CCPLM- la psicóloga Marcia Tolosa, que estuvo poco tiempo. La siguió el arquitecto Felipe Mella, que de allí saltó a dirigir el GAM.

Un concurso público de alta participación, llevó a su dirección a Loreto Bravo, su actual líder, a quién le correspondió celebrar el primer cuarto de siglo, con el nombre de Balmaceda Arte Joven,  formando jóvenes bajo el concepto El Arte Transforma, en música, danza, teatro, artes visuales y cine. 

“Balmaceda es una Institución Cultural muy activa y aportadora a las políticas de desarrollo cultural del país -afirmó Bravo en su discurso aniversario- y tiene un liderazgo como entidad que ofrece a los y las jóvenes formación artística, pero sobre todo crea las condiciones para que desplieguen su creatividad, expresen su lectura crítica de la realidad, se integren a una comunidad de sentido y confíen en sus proyectos de vida. El arte transforma vidas, puede contribuir a la transformación que queremos hacia una sociedad más justa y solidaria”.

Durante la ceremonia, la Presidenta Michelle Bachelet celebró "a una de las primeras iniciativas culturales de la democracia recién recuperada, que desde sus orígenes aúna en su quehacer la creación y el combate a la desigualdad”.

La Mandataria, agregó que estos 25 años “marcan la continuidad de una política de Estado, dirigida muy especialmente a esos hombres y mujeres entre los 14 y los 29 años que llegan a Balmaceda, en Antofagasta, Valparaíso, Santiago, Biobío y Los Lagos para descubrir sus vocaciones, desplegar su talento y sentirse parte de una comunidad que se construye día a día a la medida de sus sueños y sus ambiciones”.

La ceremonia culminó con la presentación de la compañía UltraVioleta y la cantautora, Pascuala Ilabaca.

Alumnos de BAJ, como gusta decir a sus entusiastas usuarios.

2 comentarios:

  1. Gracias Arturo!
    Historia y reconocimiento de sus mentores/as y líderes. Así, sumando vocaciones y voluntades, imaginaciones y mucho trabajo silencioso se construyen las grandes obras de servicio. Le daremos máxima publicidad a este artículo . Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. me sumo a los agradecimientos y felicitaciones... con memoria,historia y méritos se va afiatando la gestión cultural y con ella los derechos culturales

    ResponderEliminar