24 mayo 2010

UN NUEVO RELATO PARA CHILE: de Washington a Peñalolén

Aunque cultura ni relaciones internacionales ocuparon lugares destacados en el Mensaje Presidencial del 21 de mayo, la primera está, de hecho, pausadamente ocupando parte de la agenda internacional chilena. Desde que dejamos de ser un país susceptible de recibir cooperación internacional, debido a nuestros índices económicos, algunos extranjeros nos miran con otros ojos en este campo: somos aliados posibles en propuestas comunes más que aceptantes pasivos de cooperación.

Durante un desayuno informal del Harvard Club de Chile con el próximo Embajador en Washington, Arturo Fermandois, apareció tema de la propiedad intelectual que sigue haciéndonos pasar vergüenzas en la agenda con Estados Unidos, revelando que no es casualidad que sea un jurista en futuro representante de Chile en ese país. Luego, se planteó el ineludible aprendizaje que deberíamos hacer los chilenos del uso generalizado de la filantropía aplicada a la cultura, muy acorde con la necesidad planteada por las actuales autoridades nacionales de incrementar los aportes privados a las artes. Se esbozó también la necesidad de promover nuevos destinos turísticos –más allá de las Torres del Paine, Isla de Pascua y San Pedro de Atacama- para atraer al viajero norteamericano y el rol que el adolescente cine chileno podría jugar en ello. El Embajador citó a Roberto Ampuero quién ha planteado que “Chile no existe” en el mundo, por “la carencia de un cuento, megarrelato o epopeya que cautive; una impericia para proyectar afuera a un país generador de una cultura que vale la pena conocer y visitar, y creer que bastan buenos resultados económicos para crear una imagen positiva”.

Desde los años 60s, estábamos acostumbrados a ser enseñas internacionales con relatos como “la revolución en libertad” que llegó de la mano de la Alianza para el Progreso como alternativa a Cuba castrista; la “vía chilena al socialismo” del primer Presidente marxista elegido democráticamente, o la transición ejemplar que “derrotó al dictador con un lápiz”. El mundo parecía entonces mirarnos con interés. Pero, nos llegó la hora en que impactamos al mundo más con sucesos específicos que con seductores procesos: dos terremotos dentro de los mayores top cinco de la historia, el record de telescopios por metro cuadrado…

Sin embargo, no tenemos más alternativa que, simultáneamente, reelaborar nuestra leyenda y cautivar al mundo para que conozca nuestra cultura. Sabiendo que la imagen de un país se construye a partir de sus raíces –no sólo las de vides y frutales- y en procesos más que en hechos aislados.

Hay ejemplos de que la cultura chilena acrecienta su presencia internacional.

Hace pocos días se congregaron en el Consulado los creadores chilenos residentes en NY –llegaron más de 50- con el objeto de colaborar y aprender a desarrollar proyectos comunes. Entre los protagonistas musicales y en las primeras obras del repertorio del reinaugurado Colón de Buenos Aires, se encuentran algunos intérpretes chilenos y montajes de nuestro Teatro Municipal. Antonio Skármeta estrena, el 25 de junio, la obra de teatro "18 Quilates" en el Teatro Mercadante de Nápoli y el 23 de septiembre la opera “Il Postino” en Los Ángeles; mientras, en Berlín, gestores alemanes trabajan afanosamente en los preparativos para celebrar –en noviembre- los primeros 70 años del ex conductor del Show de los Libros. Nuevas leyes culturales que se discuten en países de América Latina –como Argentina, Perú y Ecuador- están considerando con extraordinario interés lo alcanzado en Chile en esa materia.

Sin embargo, lo más asombroso de los últimos días fue el Primer Encuentro de Agregados Culturales en Chile que organizó la Corporación Cultural de Peñalolén y que contó con la participación de casi un centenar de representantes de diferentes países que compartieron con autoridades culturales del país y los dinámicos animadores culturales de la comuna.

El Ministro Luciano Cruz Coke inauguró la reunión exhortando a: "pensar en grande, en el futuro, en crear redes que a largo plazo nos permitan que las buenas iniciativas culturales desarrolladas por otros países, así como las nuestras, circulen por el mundo".

El Agregado Cultural de Argentina, Manuel Balaguer, escogió esa ocasión para anunciar que junto a su Embajada, en Avenida Vicuña Mackenna, se construirá el centro cultural de su país, espejo del que acaba de edificar Chile en Buenos Aires.

En una señal de manejo local en aguas internacionales, Mónica Alegría, Directora de la Orquesta Infantil de Peñalolén desafió a los presentes a organizar un homenaje al ex ministro venezolano José Antonio Abreu, creador del considerable movimiento de orquestas juveniles y que a su vez se inspiró en la obra pionera del Director serenense Jorge Peña Hen. El reto fue acogido con aplausos.

¡Una iniciativa de alcance continental nacida en una acogedora sala de Peñalolén, en un evento convocado por su municipio!

¡Qué mejor ejemplo de que no es necesario pasar por los ministerios concernientes para establecer relaciones de mutua colaboración!

Una demostración de que los relatos de los países deben tener un importante componente de redes y relaciones a diversos niveles: ciudad-comuna; país- ciudad; comuna-comuna; país-comuna, en fin, rompiendo los niveles clásicos contenidos por los embudos oficiales.

El entorno de Peñalolén – lugar de monumentos nacionales, un significativo porcentaje de población indígena, generosas viñas, creativos artesanos, universidades, vecinos económicamente variopintos y hermosos parajes cordilleranos- es terreno fértil para seguir profundizando en ello. Los fervorosos peñalolinos vaticinan que la próxima cita será “en la punta del cerro” refiriéndose al San Ramón, trepando en un teleférico que planea el Alcalde Claudio Orrego quién sólo lamentó que su comuna carezca de mar. Como convite, hizo entrega a cada uno de los asistentes internacionales de un frasco conteniendo pedruscos del montículo.

En efecto, Peñalolén no tiene mar, pero está construyendo redes… y colaborando a crear un relato para reinsertar a Chile en el mundo, nacido desde las macizas rocas de la identidad y la diversidad.

4 comentarios:

  1. Las estrategias culturales nacionales, los debates sociales e informativos, la educación y las industrias creativas, la infraestructura para la cultura, el patrimonio cultural y la internacionalización de la actividad cultural son temas relevantes que deberían tener nuevos y variadas replicas en espacios de encuentro y dialogo como este inaugurado en Peñalolén el día 7 de mayo de 2010. Felicitaciones por su trabajo como moderador en este primer Encuentro de Agregados Culturales, el mismo que hacemos extensivo a cada uno de los participantes y al alcalde Claudio Orrego por su empeño, entusiasmo y compromiso en esta área tan importante como lo es la cultura para el desarrollo de nuestro país.

    ResponderEliminar
  2. interesante entrada, bastante didáctica para quienes estamos alejados en cierto modo del sistema y comulgmos desde el otro lado de la vereda social,Felicitaciones !!

    su enlace me ha llegado a través del correo, y le dejo invitado a que visite el mío y deje su huella
    cuando tenga tiempo y ganas

    http://lichazul.blogspot.com

    elisa...lichazul

    ResponderEliminar
  3. Interesante encuentro sin tanto protocolo y más comunicación. Creo que todavía las políticas culturales son desde lo instantáneo, sin recoger nuestro pasado, menos nuestra influencia de los pueblos originarios que son la raíz de lo que somos, a quienes las nuevas generaciones cada vez conocen menos y olvidamos permanentemente

    ¿Cómo mostrarnos al mundo solo desde los vinos y encuentros de elite en el extranjero?...

    Me parece fundamental complementar cada una de las áreas de la cultura, con contenidos más didácticos para que todos tengan el mismo acceso, permanezcan en el tiempo y sea a fin de cuentas parte de nuestra frágil memoria.

    ResponderEliminar
  4. En verdad, desde esta otra orilla, estoy encantadísimo de leer estas noticias sobre las iniciativas culturales que se están llevando por esos lares tan entrañables para mí.
    Una buena política cultural siempre ha de contar con los verdaderos protagonistas que son los artistas, llámese poetas, literatos, músicos...son a mi entender los mejores representantes de un país ante el arte como manifestación de masas y plasmación humana del verdadero diálogo con otros pueblos, incluso con otras lenguas.
    Reitero mis felicitaciones a la iniciativa que se ha llevado a cabo en Peñalolén, pues me parece un modelo real y efectivo. Felicitaciones al autor de este artículo pues recoge el sentir y el entusiasmo general en estos precisos instantes (por supuesto el elemento indígena es fundamental).
    Desde este otro lado de la lengua sentimos que el relato que se nombra en el artículo existe y está plenamente desarrollado en nuestra conciencia no sólo idiomática sino humana.
    Mis saludos, abrazos y entusiasmo y con fuerza telúrica, estimados amigos, desde las Isla Canarias
    Antonio Arroyo Silva.

    ResponderEliminar