14 abril 2011

POR DIVORCIO: MUDANZAS A VALPARAÍSO

En los últimos días se ha anunciado al menos dos traslados a la capital cultural de Chile, pertinentes ambos, debido a la condición señalada del "puerto principal". La sede del CNCA regional, que se encontraba en Quillota, cerró sus puertas para establecerse, como es obvio, en la cabecera regional: en la sede del gobierno de la región de Valparaíso. La pionera Galería Gabriela Mistral, moverá sus bártulos desde la Alameda de Santiago, a los pies del Ministerio de Educación, hacia las alturas del Cerro Cárcel sede de un hasta ahora improbable centro cultural que anuncia su apertura antes de fines de año.


Cada mudanza tiene su historia. Que conviene revisar antes de darse a los nervios y la protesta fácil. Quillota recibió la sede regional como una carambola de Chillán: durante el acalorado debate parlamentario para determinar dónde quedaría establecido el Consejo Nacional de la Cultura, en 2003, el Alcalde de Chillán lanzó la postulación de su ciudad ante la perspectiva de que era sabido que dicha sede no estaría en Santiago y escudriñando en las favorables condiciones que le generaban -coyunturalmente- la casual presencia de los dos senadores de su zona en la Comisión del Senado que informaría de las postulaciones. Efectivamente, la ciudad del Bío Bío derrotó a Valparaíso -la opción del Ejecutivo- en la Comisión y logró una pírrica victoria antes de la votación en Sala. 


Hasta allí llegó el habilidoso Alcalde, acompañado del Obispo,  el poeta -el gran Gonzalo Rojas- y un infatigables guitarrista que animaba a su pequeña delegación con acordes de Violeta Parra, otra vecina ilustre. Los discursos de los senadores "chillanistas" hacían especial énfasis en la cantidad de próceres nacidos en su favorita: O´Higgins, Arrau, Prat... Argumento pícaramente demolido, desde las tribunas de la afición porteña con un implacable: "buscamos una sede cultural, no una maternidad".


En síntesis, Chillán llegó segundo y, como premio de consuelo, obtuvo -y entiendo conserva- la sede regional del Bio Bio del Consejo de la Cultura, en desmedro de Concepción. ¡Qué le han dicho a los quillotanos! Aplicando la misma ley de las compensaciones, pidieron la sede regional de Valparaíso, dado que el puerto tendría la sede nacional del CNCA. 


De modo que, más allá de la renuncia de la Directora regional, el traslado de la sede a la capital regional, reviste sólo señales de eficacia y de revisión de algunas comprensibles decisiones tomadas al calor de los deseables pero imperfectos debates parlamentarios.


Diferente cosa es la Galería Gabriela Mistral, creada a muy poco andar del primer gobierno de la Concertación, por el entonces Ministro de Educación, Ricardo Lagos, en el propio edificio del Ministerio. Como se recordará, entonces la División de Cultura dependía de esa cartera. La galería, como es lógico, formaba parte de un ambicioso proyecto de transformación de la primera planta y el primer subterráneo del inmueble en un centro cultural, como los que ya se soñaban en la Estación Mapocho primero y en otras locaciones, más tarde. El proyecto fue derrotado por la poderosa realidad de la falta de estacionamientos y la ausencia de posibilidades de acceso y maniobras de los carros bomba, ante un eventual siniestro.


Sobrevivió sólo la Galería, que comenzó una eficiente labor de acogida y difusión de las artes plásticas, de la mano de Luisa Ulibarri, ejecutiva de la División de Cultura. Pero, ha pasado tiempo y muchos cambios. La División de Cultura emigró y se disolvió en el nuevo Consejo Nacional de la Cultura, en 2003; en sus alrededores se han desarrollado centros culturales potentes como el de la Estación Mapocho, del Palacio de La Moneda y el GAM, por mencionar sólo cercanía geográfica y presencia en ellos de variadas salas destinadas a las artes visuales. Matucana 100, un poco más lejos, ha ocupado un espacio señero en la temática de la Galería: la vanguardia en artes visuales. Finalmente, un lunar de esta naturaleza inserto en el bullente edificio del Mineduc, tan atrayente de manifestaciones estudiantiles, tenía poco sentido cuando, sin duda había cumplido una etapa. ¡Y qué etapa! Es para alegrarse que se busque prolongar su espíritu en un centro cultural emergente que necesita de experiencias enriquecedoras que lo ayuden a consolidarse.


Adicionalmente, el cierre parece insertarse en una especie de sinceramiento de las relaciones entre dicho Ministerio y el Consejo -divorciados de hecho en 2004- que contempla la dejación del servidor de Internet de Educación, el traslado de las oficinas ubicadas en el edificio ministerial de Fray Camilo Henríquez por parte del Consejo y la nuevamente anunciada Ley que reformulará la institucionalidad patrimonial que debiera poner a esta área, aún en Educación, en dependencia del Consejo.


Como se ve, toda separación conlleva mudanzas. Aunque éstas se tarden más de la cuenta.

1 comentario:

  1. Estimado Arturo: como ya sabes soy una lectora de tus articulos y de verdad es que desde aqui uno tiene distintas visiones. La Direccion Regional de Cultura tuvo como sede la ciudad de Quillota porque EL CONSEJO REGIONAL DE CULTURA DE ESE ENTONCES tomo la decision de descentralizar en la region de Valparaiso el quehacer de esta direccion y el Ministro Cruz Coke NO lo ha tomado en cuenta sino simplemente Cambia la sede de esta direccion. Estando en la direccion regional Luciano San Martin y como consejeros quien habla, Mauricio Viñambres, Alejandro Rodriguez, Alfredo Barria, Jorge Razeto mas el representante del Ministerio d e Educacion.
    Donde esta entonces nuestra Institucionalidad cultural si los Ministros de turno toman las decisiones por si mismos? Que rol asumen los consejeros?...En este caso ninguno solo el de haber trabajado para construir una politica cultural ad honorem....
    Podemos no compartir estas visiones pero si respetar a quienes son elegidos como consejeros.....
    Saludos! Hilda Arévalo

    ResponderEliminar