07 marzo 2016

UN CONSEJO DE LA INFRAESTRUCTURA Y LA GESTION


Convocados por su Presidente, el diputado Roberto Poblete, a la Jornada Temática de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, para debatir sobre la indicacion sustitutiva que crea el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, surgen diveresas observaciones que se agruparan en cinco categorías: lo conservado; lo reconvertido; lo nuevo; las ausencias, y la propuesta.


Dos décadas y media de experiencia en la gestión y autofinanciamiento del espacio patrimonial Centro Cultural Estación Mapocho, estimulan a intentar contribuir en este debate. De la práctica y la reflexión sobre ella aprendimos que es imposible considerar aisladamente la gestión, de la infraestructura, de las audiencias y del financiamiento. Todos esos aspectos interactúan, como un sistema integrado, que ha permitido cumplir con la misión de preservar el patrimonio que está a nuestro cargo y a la vez difundir la cultura, recibiendo en concesión del Estado, el monumento nacional que nos acoge, sin contar con financiamiento público alguno. Desde esa perspectiva, esperamos contribuir con nuestra experiencia y, desde luego, enriquecernos con aquella de los demás participantes


Lo que el Proyecto de Indicación Sustitutiva conserva de lo existente, es un Consejo Nacional de la Culturas, las Artes y el Patrimonio (más representativo), desconcentrado territorialmente; la Convención Nacional anual, convocada por el CNAP, para recibir de la sociedad civil observaciones y propuestas sobre la marcha institucional; los Consejos Regionales (más representativos) que desconcentran territorialmente al CNAP; los Consejos Sectoriales del Libro y la Lectura, la Música y la Industria Audiovisual.

Se formaliza la Secretaría Técnica del Consejo Nacional de Monumentos Nacionales, hasta ahora existente de hecho, y la hace más representativa. Se crean legalmente los sistemas nacionales de bibliotecas, de museos y de archivos. Hasta ahora sólo funciona el de bibliotecas, sin existencia jurídica.


Además, el Proyecto reconvierte a la DIBAM, un “servicio de funciones coordinadas” regido por DFL 5200 del 10 de diciembre 1929, en un Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, desconcentrado territorialmente.

Por su parte, en la actualidad, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes que "estudia, adopta, pone en ejecución, evalúa y renueva políticas culturales", se convierte en el Consejo Nacional de las Culturas, las Artes y el Patrimonio que aprueba la Estrategia Quinquenal Nacional y "propone políticas, planes y programas".

El Consejo Nacional de la Cultura y las Artes es un servicio público autónomo, descentralizado y territorialmente desconcentrado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, que se relaciona directamente con el Presidente de la República. Ahora pasa a ser Ministerio, es decir, una Secretaría de Estado encargada de colaborar con Presidente(a) en "diseño, formulación e implementación de políticas, planes y programas para contribuir de manera transversal al desarrollo cultural y patrimonial armónico y equitativo".


Entre lo nuevo del Proyecto está el rol transversal del Ministerio en el Estado "velando por consistencia y coherencia de las políticas, planes y programas culturales"; la creación de un Consejo Asesor de Pueblos Indígenas (de carácter transitorio), y de un Fondo del Patrimonio Cultural, con jurados designados por CNCAP, administrado por el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural.

Adicionalmente, el Ministro(a) y dos expertos designados por el CNCAP formarán parte de los Jurados que asignen Premios Nacionales de Artes y Literatura.

Comenzará a existir una Estrategia Quinquenal Nacional aprobada por el CNCAP, junto a la facultad  de los Consejos Regionales para diseñar y ejecutar planes y programas y aprobar la Estrategia Quinquenal Regional.

La Cineteca Nacional es declarada institución patrimonial y su autoridad, tal como los cargos de Director(a) de las instituciones patrimoniales nacionales se proveerán mediante concurso según la Ley 18.834 sobre Estatuto Administrativo.

Se establece por Ley la creación de Archivos Regionales a cargo de Conservador(a) Regional nombrado(a) por concurso. 

Se traslada desde el Ministerio de Edfucación, la facultad de Exención del IVA a espectáculos, la que quedará radicada en la Subsecretaria de Artes.

Se establecen viáticos a Consejeros nacionales, sectoriales y regionales, que no sean funcionarios públicos.


Entre las ausencias del proyecto, destaca una relación insuficiente del Ministerio con corporaciones y fundaciones sin fines de lucro, de alcance nacional, que reciben aportes públicos y/o administran grandes establecimientos culturales. Tampoco contempla una forma de relación horizontal entre dichas organizaciones sin fines de lucro ni entre éstas y las instituciones patrimoniales nacionales 

Por otra parte, no se contempla el concepto, ni sus respectivos recursos, para la mantención de los espacios culturales a nivel nacional, regional o local.

No existe una política de creación, administración y otorgamiento de estímulos, del propio Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, como la Orden al Mérito Pablo Neruda y otros Premios

No se contempla una institucionalidad para las artes visuales ni estímulos al micro mecenazgo o crowdfunding.


En consecuencia con lo anterior, se propone la Creación de un Consejo Nacional de la Infraestructura y la Gestión Cultural, a semejanza de los consejos sectoriales existentes, que tenga por misión coordinar los diferentes espacios culturales, formule propuestas para su mejor gestión, su financiamiento, políticas para su mantención, formación de audiencias, acogida de muestras multi espaciales del país o el extranjero.
Además, que administre un Fondo de Infraestructura y Gestión Cultural destinado a financiar proyectos de mantención de espacios, programas mixtos de formación de audiencias y de gestores, de apoyo a grandes muestras multi espaciales de interés nacional.

Dicho Consejo con integrantes del Estado y la sociedad civil, tendrá representantes de museos; fundaciones; corporaciones; bibliotecas; teatros; otras infraestructuras culturales regionales o locales; asociaciones gremiales de gestores; agrupaciones de audiencias; agrupaciones de macro y micro mecenazgo.

3 comentarios:

  1. Gracias por la reflexión, comparto que se requiere relevar el rol de la infraestructura y la gestión cultural como un binomio indisoluble, en este sentido, creo que sería un aporte que el "Consejo" u otra figura administrativa implementara un Sistema de Infraestructura Cultural o al menos un plan estratégico en torno a ella, considerando que existirán las estrategias quinquenales. Sería interesante que este plan identificara a los equipamientos culturales, con sus diferencias evidentes por especialidad o polivalencia, de pequeños formatos o de gran envergadura, por ubicación territorial o sello identitario, es decir, todas las infraestructuras culturales públicas o privadas con fines públicos con el fin de que puedan trabajar en red, tanto para sacar mayor provecho de las economías de escala, por ejemplo en la circulación de contenidos culturales como itinerancia de obras, el desarrollo de conciertos conjuntos, la implementación de residencias compartidas, etc., y tambien, en en tanto son espacios de uso de la ciudadanía, ya sea ésta especializada (artistas, cultores, gestores culturales, etc.) o públicos aficionados a alguna disciplina artística en especial, o público que primera vez que asiste a estos espacios. Además del trabajo en Red, el hecho de contar con una planificación de los espacios culturales permitiría orientar la inversión en estos equipamientos y así optimizar recursos, a la vez de favorecer una mayor descentralización del país. Saludos! ya seguir este debate.... Carolina Pereira @caro_pereirac

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la reflexión, comparto que se requiere relevar el rol de la infraestructura y la gestión cultural como un binomio indisoluble, en este sentido, creo que sería un aporte que el "Consejo" u otra figura administrativa implementara un Sistema de Infraestructura Cultural o al menos un plan estratégico en torno a ella, considerando que existirán las estrategias quinquenales. Sería interesante que este plan identificara a los equipamientos culturales, con sus diferencias evidentes por especialidad o polivalencia, de pequeños formatos o de gran envergadura, por ubicación territorial o sello identitario, es decir, todas las infraestructuras culturales públicas o privadas con fines públicos con el fin de que puedan trabajar en red, tanto para sacar mayor provecho de las economías de escala, por ejemplo en la circulación de contenidos culturales como itinerancia de obras, el desarrollo de conciertos conjuntos, la implementación de residencias compartidas, etc., y tambien, en en tanto son espacios de uso de la ciudadanía, ya sea ésta especializada (artistas, cultores, gestores culturales, etc.) o públicos aficionados a alguna disciplina artística en especial, o público que primera vez que asiste a estos espacios. Además del trabajo en Red, el hecho de contar con una planificación de los espacios culturales permitiría orientar la inversión en estos equipamientos y así optimizar recursos, a la vez de favorecer una mayor descentralización del país. Saludos! ya seguir este debate.... Carolina Pereira @caro_pereirac

    ResponderEliminar
  3. Gracias Carolina por tu interesante aporte.

    ResponderEliminar