02 junio 2008

LOS 3 EN EL TEATRO MUNICIPAL










Es lo que ocurre con la estética. Que se filtra por cualquier rendija, ropa, cortina en ventana a la calle o pintada mural. Esta vez, la estética de Los 3 llegó al teatro Municipal por el lado menos pensado: son músicos y podrían haber accedido vía Concierto y hasta Ópera… Sin embargo llegaron a través del Ballet de Santiago. ¡Y cómo!

Hubo quienes comparan “30&Tr3s Horas Bar” de Eduardo Yedro y Los Tres, con la Pérgola de la Flores y La negra Ester. Tal vez más en el sentido de la fuerza con que se apodera de la escena y lo entrañable de sus personajes. Pero la verdad es que lo que proponen es una estética que por decir lo menos está presente en gran parte de la vida cotidiana de los chilenos y, por tanto, nos identifica.

Es la estética, en la literatura, de Bolaño más que Isabel Allende; de Bruna Truffa y Soledad Espinosa, en la plástica, más que Bravo; más de amanecerse que de “after Office”.

Es la estética desde los cerros más que de los subterráneos. En TV, más de Chile Íntimo que de Enigma… Más “bombardero de La Reina” que “Chino” Ríos. Más Kramer que Ché Copete, más Buenos Aires que Miami. En definitiva, una identidad que se ha ido apoderando de nuestras miradas a partir de ese arco iris que amaneció un 5 de octubre y que ha debido imponerse pausadamente, generación tras generación, con avances y retrocesos pero que tiene una solidez tal que, cuando se presenta en el Teatro Municipal cambia todo. Si hasta las frágiles piernas de las bailarinas del Ballet de Santiago parecen asemejarse a las sólidas y breves extremidades de las bataclanas de un fallecido American Bar.

Es la estética que explica porqué tenemos un Consejo de la Cultura establecido en Valparaíso y porqué los partidos de fútbol comienzan a verse en grupos de amigos y amigas en el Liguria.

Es lo que cambió radicalmente al público que asistió a las reiteradas funciones del Municipal, como dijo alguien, “me parece estar en otra parte”.

Eso es lo que aportan Los Tres, desde la Jane Fonda hasta 30&Tr3s Horas Bar. Es cuestión de talento, de ritmo, de fuerza y de identidad. Que ha venido para quedarse.

Como la democracia.

1 comentario:

  1. COMENTARIO DE OSCAR AGÜERO:
    Los viejos a veces mueren, sin pena ni gloria, pero en otras oportunidades se envejece, desde el punto de vista fisico, dignamente, pero la mente se abre a las nuevas ideas y a las nuevas iniciativas. Por ello, aunque el Teatro Municipal haya cumplido recien 150 años, ha tenido el vigor de de plantear iniciativas que podrian considerarse atrevidas para el entorno, como ser la Opera Viento Blanco, tema que muchos sectores de la sociedad chilena habrian preferido no abordar, pero que si lo hizo el Teatro acogiendo a un compositor poco conocido, como Sebastián Errazuriz, quien hizo una magnifica labor, con el poyo de fondos estatales concursables. Por otra parte, la apuesta que se hizo por Los Tres y el Ballet de Santiago, resulto mas exitosa que lo que todos podian prever.

    Desde la vivacidad de la publicidad en los medios de comunicación, con formas y colores vivos inusitados, hasta la combinación de musica, coreografia y baile hacian un llamado de atención a lo moderno y lo actual. La juventud y entusiasmo de los espectadores, el nuevo publico, las ovaciones recibidas , las nuevas melodías y acordes preven un futuro promisorio para las artes de la representación. Sin embargo, ello no es algo caido del cielo ni gratuito. Ha sido necesario ir sembrando, germinando y alimentando todas estas nuevas iniciativas y contando con los lugares, para que todos los diversos competentes de este tipo de iniciativas se fueren afiatando. Por ello es preciso reconocer lo que ha hecho el Centro Cultural Estacion Mapocho, que tuvo una vision premonitoria respecto de este tipo de iniciativas. Si no hubiere existido ese Centro, desde los comienzos de la decada de los noventa, talvez estos recientes ejemplos no se habrian dado ni tampoco podriamos haber pasado a un estadio de nuestro desarrollo cultural en que el Estado impulsa la creacion de centros culturales en todo el pais, comenzando por el Centro Cultural Gabriela Mistral y llegando a tener uno en cada comuna de mas de cincuenta mil habitantes, para el año del Bicentenario de la Republica. Tampoco se puede olvidar las iniciativas que se estan dando a nivel privado, como el Teatro del Lago de Frutillar, el Teatro de Las Condes, etc.

    Todo lo anterior permite encontrar en la cueca sola de un bailarin del reciente espectáculo de Los Tres y el Ballet de Santiago, como un símbolo de la vivacidad, la alegria y la chispa que este pais esta logrando con estas iniciativas.

    ResponderEliminar