26 diciembre 2011

LA OTRA VISITA DE ARIANE

Foto Luis Navarro

No es primera vez que Ariane Mnouchkine visita Chile. En 1979 vino, acompañada del cineasta Claude Lelouch, pero no se trataba los preparativos de una película del creador de la inolvidable "Un hombre y una mujer" ni un montaje teatral de esos monumentales que la caracterizan. Ambos eran los representantes de creadores franceses que venían, en una misión solidaria, arriesgando mucho -aunque no tanto como su pares chilenos que padecían represión- para manifestar a las autoridades militares de la época que en Europa se veía con preocupación la prohibición de obras de teatro -como Mijita Rica- la existencia de actores encarcelados, la censura y la agobiante falta de libertad.

Era julio y la prensa que sería de farándula no registró la visita. Los franceses sólo dieron una entrevista a la revista APSI, en cuyas oficinas me correspondió recibirlos, antes de que nuestro editor cultural, Sergio Marras -auxiliado por los colaboradores Manuel Antonio Garretón y José Román- encabezara una entrevista que tituló: La imaginación es un músculo que se entrenaque vio la luz, como la Toma de la Bastilla, un 14 de julio, sólo que de 1979.

La misma entrevista fue autografiada por Mnouchkine, 18 años después, con una afirmación audaz: "confirmo lo dicho y lo firmo", agregando de su puño, un sol, que simboliza la magnifica compañía que hoy visita Santiago y que, mientras escribo, monta su próximo espectáculo a pocos metros de mi oficina del Centro Cultural Estación Mapocho.

Revisando las palabras de Ariane, efectivamente encontramos en ella coherencia y espíritu solidario, luego de haber consolidado su compañía en La Cartoucherie, en las afueras de París, y de haber convertido la dura prueba del exilio de muchos chilenos en una maravillosa oportunidad para formarlos en el teatro de su creación, como Andrés Pérez, Mauricio Celedón, los hermanos Jodorowsky , entre otros.

Pude corresponder la visita unos meses después. El 31 de diciembre disfrutamos con mi esposa, en la carpa parisina, de la conmovedora obra  Mephisto sobre el antiguo motivo literario de los halagos que corrompen a un artista  demócrata que asciende en la jerarquía nazi  con la auto justificación de  que otros peores gobiernen la cultura . La representación comenzó en 1979 y terminó un par de horas de iniciada la década de los 80, con la proverbial interrupción de medianoche para compartir un vaso de champagne con los actores y el público.

Finalizada la función, una pareja de espectadores generosos nos depositó en el barrio latino para complementar la celebración de la llegada de un nuevo año. No bien pusimos un pié en el barrio universitario de París, debimos iniciar una loca carrera, aconsejados por una multitud que escapaba de una inesperada carga policial. 

Simbólico. Iniciar los años ochenta huyendo de la policía, síndrome que a decir verdad nos acompaño, de regreso en Chile, durante casi la totalidad de la década. Lo demás, lo han relatado, en TV, Los Ochenta.

Afortunadamente, ahora recibimos a Ariane con un país alejado de las prácticas dictatoriales que motivaron su primera visita. Y podremos disfrutar de su talento en una infraestructura rescatada para la cultura, que en su visita anterior sólo mostraba la decadencia del ferrocarril y del país que éste dejaba paulatinamente de recorrer.

Ahora el naufragio es sólo en la ficción.

¡Bienvenida Ariane!

1 comentario:

  1. APORTE DE MARIO FONSECA:

    ¿Conoces a la fotógrafa Mariana Matthews? Su pareja, Jean-Pierre Henin, trabajó varios años con Ariane Mnouchkine, y varias veces en que los hemos visitado en Valdivia hemos visto algo de ella, un documental, una película. Me voy a apurar en saber cuándo se presenta (ojalá los tickets estén alcanzables). By the way, ¿sabes que el padre de Ariane, Alexandre Mnouchkine, fue el productor de más de 50 películas de cine francés, desde El águila de dos cabezas, de Cocteau (1948), hasta El nombre de la rosa, de Annaud (1986), pasando por otras seis de Lelouch y diez de Philippe De Brocca? El nombre de su productora: Ariane Films, el nombre de su hijita...
    Abrazos,
    Mario

    ResponderEliminar